Carlos Fuentes

Carlos Fuentes Macías (Panamá, 1928 - México, D. F., 2012), creció en diversos países americanos a causa de la profesión diplomática de su padre y ya en México, se licenció en Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México, estudiando después Economía en el Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra.

Fue delegado de México en numerosos organismos internacionales y desde 1972 a 1976 embajador de su país en Francia. Fue profesor en las universidades de Princeton y Columbia, y catedrático en las de Harvard y Cambridge. Gran aficionado al cine, escribió varios guiones cinematográficos. Durante toda su vida, colaboró en periódicos y revistas de ambos lados del Atlántico.

La narrativa de Fuentes se inicia en el realismo con Los días enmascarados (1954) y Las buenas conciencias (1959). Adquiere su perfil característico con La muerte de Artemio Cruz (1962), donde asimila técnicas modernas, como el monólogo interior y la alternancia de narradores, propias de la literatura norteamericana. En otros títulos continuó trazando un gran fresco de la sociedad mexicana contemporánea: La región más transparente (1958), Zona sagrada (1967), Cambio de piel (1967) y el ambicioso recuento de la historia continental: Terra nostra (1975). Otras narraciones suyas son Agua quemada (1981); Gringo viejo (1985), sobre el escritor norteamericano Ambrose Bierce, y Cristóbal Nonato (1987). Fuentes recogió su obra suelta en numerosos volúmenes, así como en la escena, escribiendo algunas piezas de distinto carácter: El tuerto es rey (1971), Orquídeas a la luz de la luna (1982) y Ceremonias del alba (1991) El naranjo (1993), Diana o la cazadora solitaria (1994) y La frontera de cristal.

Entre otros honores, es Doctor Honoris Causa por numerosas universidades, -entre ellas Harvard, Cambridge y Nacional de México-, miembro de la Legión de Honor, Medalla de Isabel la Católica.

Candidato al Premio Nobel de Literatura en reiteradas ocasiones, recibió importantes premios como el Nacional de Literatura (México, 1984), el Miguel de Cervantes en 1987 y el Príncipe de Asturias de las Letras en 1994.



Sus libros