top of page
Uno de los mejores momentos en todo campamento de verano es por la noche cuando, al calor de una hoguera, los más atrevidos cuentan escalofriantes historias de miedo. En el campamento de David y Mónica la noche también tiene connotaciones muy especiales. Aunque… algo muy extraño sucede. Uno de los chicos cuenta una historia que les atañe directamente a todos ellos, pues está relacionada con unas misteriosas muertes en ese mismo campamento años atrás. A partir de ese momento, realidad y ficción se empiezan a confundir… Y es que, a veces, los relatos pueden llegar a hacerse reales.